fbpx

Descubre los modelos deportivos de Toyota más emblemáticos

El supra es uno de los modelos deportivos de Toyota más emblemáticos

Toyota no sólo hace coches híbridos. También lleva a sus espaldas una serie de deportivos que han hecho historia. Te invitamos a descubrir los deportivos de Toyota más emblemáticos. Estamos seguros de que conoces alguno de los que te presentamos en este artículo.

¿Cuáles son los deportivos de Toyota más emblemáticos?

Los deportivos o coches sport siempre han estado de moda y son un tipo de vehículo preferido de muchos conductores, especialmente de los profesionales. Toyota también se ha embarcado en la elaboración de este tipo de coches y lo mejor es que sus modelos han hecho historia.

Celica uno de los modelos deportivos de Toyota más emblemáticos

Corolla, uno de los deportivos Toyota históricos

El Corolla es un modelo ya de por sí emblemático, pues es el vehículo más vendido del mundo. Es el vehículo más conocido de Toyota y te sorprenderá saber que también ha tenido una versión sport. Por eso se ha convertido en uno de los deportivos de Toyota más emblemáticos, concretamente con el modelo Corolla Levin (AE86). Este coche salió al mercado en la década de los 80.

Hoy en día, a este coche se le sigue llamando cariñosamente AE86 o Hachi-Roku (ocho-seis en japonés). Cuando el Levin fue lanzado, los otros coches de la gama Corolla contaban con una configuración de tracción delantera; sin embargo, el Levin tuvo una combinación de motor frontal y tracción trasera que era algo reservado a los deportivos.

Este vehículo de Toyota fue equipado con un motor de 1,6 litros y 124 CV. Se convirtió en uno de los preferidos de los conductores e incluso, los profesionales del automovilismo.

GTi de Corolla

El Levin no es el único deportivo de la gama Corolla. También hubo un modelo GTi. El Corolla GTi contaba con un motor de 1587 CC, muy parecido al motor del Levin; este motor tenía una potencia de 130 CV. Además contaba con un peso bastante ligero que, combinado con la potencia, aportaba un gran rendimiento por aquellos años. Podía acelerar de 0 a 100 km/h en algo menos de nueve segundos. La velocidad punta podía llegar a 200 km/h.

Supra, uno de los deportivos de Toyota más emblemáticos

Si Corolla es el auto más vendido de Toyota, Supra se convirtió en el deportivo más famoso de la compañía japonesa. El Supra comenzó llamándose Celica XX o Celica Supra; se llamaba así en un principio porque era una versión más alargada, ancha y con mayor potencia que el Celica, otro de los deportivos de Toyota más emblemáticos. El Supra contaba con un motor de seis cilindros, así como con unos faros frontales elevables.

Lo que hacía verdaderamente atractivo al Supra (además de su potencia), era el diseño. Era un vehículo capaz de atraer las miradas, pues encajaba a la perfección con la moda ochentera, la época en la que el Supra salió a la venta. Este no fue el único deportivo Supra: el modelo de 1993, que contaba con un capó largo, así como líneas fluidas, también se convirtió en uno de los preferidos. 10 años después, el Supra volvía con otro modelo icónico.

Celica

El Celica comenzó su producción en 1970. Estaba diseñado para ofrecer libertad a los conductores; además contaba con un interior muy práctico, deportivo y lo mejor, era bastante asequible. El Celica se convirtió en uno de los deportivos de Toyota más emblemáticos gracias a la configuración de su suspensión delantera independiente; así como la trasera, que contaba con cuatro brazos.

En 1985, llegó al mercado la cuarta generación del Celica. Se trataba de un modelo muy renovado en el que se incluía una tracción a las ruedas delanteras. Otros modelos destacados del Celica fueron el GT-Four (1986) y el GT Four RC (Rally Competition). Sin embargo, el Celica se despidió con la séptima generación en 1999.

Toyota 2000GT

Uno de los deportivos de Toyota más emblemáticos y queridos fue el Toyota 2000GT. Un modelo clásico, vintage, de lujo y con altas prestaciones. Este modelo de Toyota fue considerado como el primer superdeportivo japonés, además se trata de un coche muy raro y cotizado. Toyota quería crear el mejor coche del mundo, pero requirió la ayuda de Yamaha. Este enigmático coche estaba equipado con unos faros retráctiles y contaba con una carrocería muy estilizada.

Toyota 2000GT tenía un motor de seis cilindros y una potencia de 150 CV que hizo que pudiera ganar récords de velocidad y algunos premios. Te sorprenderá saber que sólo se crearon 337 unidades del Toyota 2000GT.

MR2: deportivo y asequible

Un coche deportivo suele asociarse al lujo, pero Toyota quiso poner un modelo de estas características para todos los conductores. Fue así como surgió el modelo Toyota MR2; un coche pensado para ser divertido y con un buen precio. Este vehículo contaba con un motor en la parte central trasera. Aunque la primera generación salió en 1984, el éxito fue tal que se mantuvo en el mercado durante 10 años.